Índice alfabético

1983 El año de la tila
A caballo regalado...
A cada uno lo suyo
A cal y canto
A espagarragazo limpio  
A favor de los niños
A la lima y al limón
A la próxima me apunto
A las duras y a las maduras
"A mí que me borren"
A mí que me saquen
A modo de despedida (18-05-83 a Manuel Domínguez Lucero)
A modo de despedida (26-10-83 a Félix Candela
A modo de ejemplo
A modo de "¡hasta luego!"
A propósito de burocracia 
A propósito de exámenes 
A propósito de ganar tiempo
A propósito de Granadilla
A propósito de la caza
A propósito de la veda de la perdiz roja
A propósito de la visita del Papa a Guadalupe 
A propósito de ministros  
A propósito de parques
A propósito de Santiago
A propósito de tabaco
A propósito de tabernas 
A propósito del calor 
A propósito del idioma
A propósito del Tenorio  
A veces no valen criterios económicos
A ver si ahora sale lo del camping 
A ver si va a acabar teniendo razón
A vueltas con el agua
A vueltas con el callejero
A vueltas con la caza  
A vueltas con la ecología
A vueltas con la televisión
A vueltas con los incendios 
A vueltas con nuestro turismo
A vueltas con Veterinaria 
Abrimos de nuevo la "ventana" 
"Abuelito, ven en tren" 
Aceptar "el guiso" pero sin intervenir en él
Aclaración necesaria 
Actualizar funciones
Acuse de recibo 
"Ad petendan pluviam"  
Aficionados y "corsarios"
Agarrarse a la experiencia 
Agradeciendo la visita
Agradecimiento al ICOMOS
Agradecimiento tardío
Agravios ferroviarios
Agua reconstituyente 
Al estilo de Campón
Al paso de la "leyenda gris"
"Al que no quiere caldo..."
"Alcántara" y su tercera época  
Algo casi perdido
Algo de la azarosa vida de un convento
Algo le falta a "Servicios Múltiples"  
Algo sobre la fiesta del arbol
Algunas curiosidades de la Iglesia de Santiago 
Algunas curiosidades del cementerio   (01-noviembre-1983)
Algunas curiosidades del cementerio   (02-noviembre-1984)  
Algunas precisiones históricas
Algunos nombres más del callejero
Algunos nombres raros de nuestra geografía 
Almogávares y Golfines
Alvarado y su revista
América a mano
Antesalas del infierno 
Antiguos usos de nuestra Plaza Mayor
Antonio Canales fue un alcalde de todos los cacereños
Aplauso sin regateos
Aprender de Europa
Aprender el japonés a marchas forzadas 
Aprender historia
Aprenderse la lección
Apretar las clavijas
¡Apunta, nene...! 
Aquellos viejos y eficaces carteros 
Aquí no sabemos una palabra de carnavales 
Aquí se explica todo
Aquí todo es posible
Aquí todo se explica 
Arriba y abajo
Artabán, el cuarto mago 
Así se escribe la historia  
Astrología política
Atender al que llega
Aun a pesar del informe 
Aunque me llamen "pelotas"
Aunque se lo lleve el viento
Aunque sea de rebote
Aunque sea con retraso
Aunque suene a "pataleo"  
Bajen la música, por favor
Balance positivo de las ferias 
Banderas en el olvido
"Barrer" nuestra propia casa 
Belloteros y mangurrinos 
Benditas diferencias
Bibliotecas al aire libre  
Broche de lluvia
Brujos y saludadores
Buceando en nuestro pasado
Buenos días, señor ministro
Bulnes y "La cuca"
Burocratizando
Buscar una solución
Cabañuelas problemáticas 
Cabezarrubia y las prestaciones personales
Cada palo debe aguantar su vela
Cáceres, ciudad de congresos
Cáceres, ciudad mártir cristiana
Cáceres, ciudad que lee 
Cáceres monumental, ciudad de museos
Cáceres, paraíso del infarto 
Cáceres, patrimonio de "Alí Babá"
Cáceres, patrimonio de todos 
"Cáceres, tierra viva" 
Cáceres y el automóvil
Cáceres y el terremoto de Lisboa 
Cáceres y "La Encamisá"
Cáceres y las loterías 
Cáceres y "Segundo López" 
Cáceres y sus mercados
Cada cosa en su sitio  
Calés y payos
Calixto y Miguel, los últimos músicos populares 
Calle Margallo, antes Moros
Calle sin placas, pero con nombre  
Cambio o evolución
Campón el aventurero
Canciones carnavaleras  
Carnet para excursionistas
Carrozas y retablos
Carta a los Reyes Magos (1981)
Carta a los Reyes Magos (1982)
Carta a los Reyes Magos (1985) 
Carta a los Reyes Magos (1987)
Casi despedida a la francesa 
Cataluña y el Día de la Hispanidad
Cazadores y carniceros
Cela y su pregón medieval
¿Celebración o discriminación? 
Celuloide rancio  (julio de 1982)
Celuloide rancio  (junio de 1983)
"Cervantes", muerto y rematado 
César Borgia, obispo de Coria
Ceses para no dormir
Chaqueta blanca 
Charcas y abrevaderos desaparecidos
"Chupando cámara"  
Cien años de servicio
Ciento volando
"Cinco ciudades españolas para el mundo" 
Cinturón de subdesarrollo  
Cobrar es lo que importa
Cobrar o pagar, he aquí la cuestión
Coches famosos
Coincidencias patronales con Barcelona
Colón y Guadalupe
Comenzar por el tejado
Comenzó la cuenta atrás 
Comer de mogollón  
Comer en Elvas
Cómo celebrar la Contitución
... Como en Jauja
Como en la tele
Como en las cajas de langostinos  
Como reflexión y saludo
Compartir, no repartir 
Complicaciones burocráticas
Con azúcar está peor 
Con la mosca en la oreja     (23-octubre-1981, sobre la Universidad de Extremadura)
Con la mosca en la oreja     (12-agosto-1986, sobre la censura en la radio) 
Con permiso del "diablillo"
Con voluntad se arreglan las cosas
Confianza y buenas formas  
Confieso que no lo entiendo     (24-julio-1985, sobre incendios)
Confieso que no lo entiendo     (15-junio-1986, sobre lotería de los ciegos
Conjunción y buen ritmo
Conocer lo nuestro (julio 1981)
Conocer lo nuestro (mayo 1984)   
Conservar los monumentos
Contar con los niños
Contar toda la historia
Contestando el correo   (24-agosto-1984 sobre trabajadores)
Contestando el correo   (22-agosto-1985 sobre Festivales folklóricos)
Convertir la teoría en realidad  
Convivir con el pueblo
Coordinación de obras 
Coria y la fuga del río 
Cornigrafía y tenis, en televisión  
Costumbres trasnochadas y peligrosas
Crear conciencia regional 
¿Cuándo bajará la gasollina? 
Cuando Cáceres fue invadida por los pájaros
Cuando el agua de Cáceres se daba por fichas
Cuando "El Empecinado" arrasó Cáceres 
Cuando el "sage" estaba en su apogeo 
Cuando Geraldo Sempavor tomó Cáceres
Cuando las casas se hacían con la cabeza
Cuando las estadísticas fallan 
Cuando Lorenzo "El Fraile" descubrio Las Minas
Cuanto antes, la aspirina 
Cuatrocientos litros por segundo
Cuestión de incultura 
Cuidar la parte antigua 
Cuidar lo monumental
Cultura sin sectarismos
Cumplidores y no histriones
Curiosidades callejeras 
Curiosidades cervantinas
Curiosidades, poco conocidas, sobre dos advocaciones  
Curiosidades sobre la talla
Curiosidades sobre nuestra patrona
Cursillos de convivencia democrática
"Daros por abrazados" 
Datos para el V Centenario
De acuerdo con los Festivales
De alcalde a alcalde  
De alcalde a alcalde    (30-noviembre-1986; Cáceres Patrimonio de la Humanidad)
De buena marca, pero montado en la transición
De Campón a Cañada
De cuando Alfonso XIII cazaba entre nosotros
De cuando excomulgaron al Ayuntamiento
De cuando Felipe II estuvo en Cáceres 
De "Enrique El Saldista" a la "Caja Tonta" 
De fiesta en fiesta
De la autoría de algunas canciones
De "la carraca" a los coches de Juan Francisco
De la falta de respeto a nuestras tradiciones 
De la historia próxima 
De la invención de la lluvia y otras zarandajas
De la próxima no se libra nadie
De lo general a lo particular 
De lo vivo a lo pintado
De los antiguos "celadores", al policía municipal
De los últimos carnavales cacereños 
De Manolo Galiche a la "patrulla buscarruidos"
De ministro y santidad
De nuestro escaso conocimiento de la Constitución
De oca a oca 
De peregrinación a Santiago
De riguroso luto
De sabios es rectificar 
De San Blas a las Candelas
De Tartarín a Juan Lobón
Debate entre la sed y la monumentalidad 
Debe haber trampa
Decreto para los cumplidores
Defender la "Ruta de la Plata" 
Del "Bati" a la novatada
Del Cáceres "peliculero"
Del celador al policía
Del dicho al hecho
Del "Naranjito" al "Bellotín" pasando por la "Ruperta"  
Del no llegar, al pasarse
Del polen y otras panaceas
Del "Quica" a las tragaperras
Del rosa al negro
Del siglo XVI, no del "catorce"
Del sonómetro al parquímetro
Demora injustificable 
Demos gracias a la televisión
Derechos y obligaciones
Desacuerdo con la "España herética"
Desaparecieron, pero quedó su nombre
Desatenciones con la zona monumental
Desde la grada 
Desdramatizar las elecciones  
Desenterrrar muertos
Desmitificar nuestra historia
Despedida y puntualizaciones 
Desterrar los miedos y el aburrimiento 
Devolver la Plaza Mayor al vecindario
Día de los castillos en el aire 
Diálogo de sordos
Dicho con respeto
Difícil pero posible
Dionisio y Manolo  
Domingos televisivos
Don Arturo, el de la banda
Don Arturo y su banda de "Los Gorriatos" 
Don Boni
Don dinero y la campaña 
Don Joaquín Castel y sus proyectos 
Don Leopoldo "el Pragmático"
Don Manuel merece el monumento
Don Manuel y los pasteles de Zorita
Don Manuel y su rodillo 
Don Ponciano y la gastronomía
Dos calles con nombre de general
Dos "grandes relatos"
Dos pueblos con el pie en la tumba
Dos temas de actualidad 
Dos vocablos desterrados 
"Echando" la comedia
Echarle imaginación
Ejemplar rasgo de honradez
Ejemplo a imitar 
El agua y sus cuentas están poco claras
El alcalde 191 y 54 de la ciudad 
El alcalde cayó en el garlito
El alcalde, por los tejados
"El alfiler" y su gente
El amigo Marcos y los ciclistas 
El amigo Martín y la zanja de marras
El amor a los animales
El Antruejo y las Cencerradas
El aprendizaje 
El archivo de curiosidades de Juan Ramón
El arreglo de la Calle Mayor 
El "Arroyo Day"
El arte de no decir nada
El asado de las castañas  
El asunto de los festivales
El aumento generacional de la talla
El Ayuntamiento también debe ahorrar
El Ayuntamiento y dos libros excepcionales  
El Ayuntamiento y sus bienes
El baile de las sillas
El baile de los "jeyondos"  
El bandido "Barbacastaña"
El barco del presidente 
El bastón de mi vecino
El "belén" encarcelado
El berrinche de Simón
El beso de Gustavo Deloor
El bicarbonato corre por nuestra cuenta 
El bilingüismo y mi ídolo peliculero 
El bobo de Coria
El bombardeo de Cáceres
"El bujaco y la bujaca"
El Cáceres de 1850 
El "Café de Viena"
El cajón de sastre
El Calerizo  
El callejero histórico
El "cambio" de Televisión  
El campo y la campa
El canon sigue su marcha
El cante grande y la gestión municipal
El carro delante de los bueyes
El carnaval, recuperado
El carnaval y mi pregonero
El cartel no es suficiente
El caso de Juan Robles  
El caso de las cerezas
El caso de los cimarrones
El caso de Mafricasa
El castillo de irás y no volverás 
"El cebollazo"  
El "celo" de los políticos
El centenario de nuestra banda
El centralismo artístico 
El chocolate y la forma de tomarlo
El "chocolomo" 
El cincuentenario del Museo
El cinturón y la nicotina
El "Círculo de la discordia"
El cojo infiltrado
El cometa "Roso de Luna"  
El complejo de galgo
El Congreso y la estética
El Consejo de caza y los cazadores
El consumidor también cuenta 
El contenido y el continente
El converso 
El cordero pascual
El credo de la defensa  
El cuarto centenario, visto desde el quinto
El cuarto Rey Mago      (12-diciembre-1981 — Cabalgata navideña)
El cuarto Rey Mago      (01-diciembre-1985 — Ferrocarril) 
El cuarto Rey Mago      (03-enero-1986 — Defensor del Pueblo)
El cuento de "La buena Pepita"
El cuento de las cuentas
El cumpleaños de Pepita
El desarrollo y la motorización  
El desbarajuste de las obras
El "desencanto" de la princesa
El día de la verdad
El "día del empresario" 
El día del fin del mundo
El día que estuvieron a punto de vender "los moros"
El doctorado de nuestra Universidad
El "embarullador de Machuca
"El Empecinado" fue un bandido
El "empecinamiento" de los conductores 
El escudo de Cáceres  
El espejo de Blancanieves
El espejo y el "coco"
El examen constitucional
El feminismo de la señora Tatcher
El fin de semana
El furtivismo de los cotos  
El furtivismo y los permisos
El fútbol y la información
El futuro Parador de Turismo 
El futuro Parlamento Extremeño
El gato y el cascabel
El gato y la liebre
El genial descubrimiento de Almaraz  
El gran comilón de Yuste
El habla de nuestros políticos 
El hidrociclo Paredes
El himno y el papeleo 
El hipo del señor ministro  
El homenaje a Covarsí
El homenaje a Pedro Ledesma
El humor acuoso
El "humor acuoso"... y el otro 
El impuesto corrector de grasas
El impuesto de las rejas
El incomprensible mundo de las finanzas 
El ingenio y los plenos 
El intrusismo heladero 
El invento de la pólvora
El "izquierdismo" de José María
El Jabonolof Ariete
El jardín de filosofía
El jardín romántico
El juego de las estatuas
El juego de las siete y media
El juego del "Aligui"
El "juicio de residencia", una sana costumbre desaparecida 
El lacero, como el sastre del Campillo
El "lagarto" del Casar de Cáceres
El lenguaje de nuestros políticos
El libro de Juan Caldera 
El llanto del Nano 
El maestro loco del Casar
El mangoneo de Doña María de Ovando  
El médico misterioso
El medievo que viene
El medio ambiente y su deterioro 
El mejor escribano  
El melón cerrado
El menos común de los sentidos  
El mes de las esperanzas
El miedo de Don Quijote 
El miedo es libre 
El "milagro" de las Minas
El "milagro" de Peña Redonda 
El ministro y el "cartero"
El ministro y sus declaraciones
El misterio del sonómetro
El misterioso doctor Ceresoles
El misterioso subsuelo cacereño
El "modernismo" de las comisiones de feria
El mono forzudo
El monopolio y los contrabandistas
El montero de Alpotreque 
El monumento al alcalde Canales 
El mote de algunos edificios
El movimiento pendular 
El "movimiento rico-pobre eventual"
El "Nabidal" de Fernando Bravo
"El Nano", presidente
El navajeo político
El Nazareno y su autor 
El neo-colonialismo inglés
El nuevo hotel de Álvarez
El obispo de Coria que bautizó a Cervantes
El olivo como vehículo de cultura 
El olvido "oficial" de nuestras cosas 
El origen de algunas tradiciones
El origen de la Ciudad Deportiva
El origen de la Plaza de la Concepción 
El origen de nuestra gente
El origen del nombre de Extremadura
El origen práctico de algunos símbolos
El orinal del rey  
El "padrastro" Tajo
El "papeleo" de la caza
El paseo de Cánovas 
El "paseo de Ibarrola" 
El "paseo de los aburridos"
El perdido reino de la chaqueta blanca  
El personalismo y la gestión
El pitorreo de las obras
"El plan Guadalupe" 
El pleno de Maese Villarejo
El político "sabañón"
"El pozo de los enamorados"
El preambulismo: ventajas e inconvenientes
El precio del agua, y la incredulidad de nuestro alcalde
El premio negativo
El primer club republicano
El primer periódico cacereño
El primo de Carlos Gardel
El protagonismo de nuestras barriadas 
El pueblo y la jerarquía de valores
El puente de Almaraz
El que no llora...
El que no se conforma...  
El racismo gitano
El raro privilegio de Portezuelo
El rebosar universitario
El recetario de Alcántara  
El regalo de Enrique Pérez Comendador
El reparto de la herencia  
El rey Veiga
El robo de libros y documentos
El "rodillo" provincial 
El rollo del idioma
El ruedo y la barrera  
El ruido también contamina
El sarampión y los medallones  
El secreto de la "torta"
El sentido del humor
El señor Sotelo y su época 
El significado del nombre de Cáceres
El soneto de catorce poetas 
El sueño de las estatuas
El susto del globo
El terrorismo de los incendios forestales 
El timo de Benito  
El timo y la ilusión
El tío Pedro y su modo de ver las cosas  
El "tío vivo" de la Telefónica
"El Tostado" y "El Brocense" 
El tráfico de Machuca... con perdón
El traspaso del Gran Teatro
El tren
El tren hay que tomarlo en marcha 
El tren y el alojamiento
El tren y su cola
El tren y sus promociones 
El trepanado de Maltravieso  
El triunfalismo económico
El triunfo de "los siesos" 
El ucedero solitario cabalga de nuevo 
El último capítulo de las cuatro órdenes
El valle de los nogales 
El vecindario y las informaciones públicas
El verano y sus noticias 
El vídeo como recurso
El viejo Instituto y su "fauna"
El violín de Ingres y la guitarra de Jaraíz 
El yoga y los cien días
Elevar el tono universitario 
Embotellados con sorpresa
Empatar 
Empresarios depredadores
En defensa de la democracia y la convivencia
En esta vida todo es relativo  
En favor de los niños
"En la duda, yo la viuda"
En las consultas con el pueblo también debería exigirse "quórum"
En memoria de un gobernador
En torno al centenario del descubrimiento
Enanos y gigantes
Enfermos de tercera  
Enfrentamientos gratuitos
Enigmas del pasado cacereño  
Entender al pueblo llano
Entre políticos y deportistas 
Entrega del "Pepe de barro" 
¿Entregamos la llave?
Entretenimientos de agosto
Epitafio a nuestros pueblos muertos
Equilibrio democrático
Errores radiofónicos
Es importante el trato 
¿Es que vamos a tener dos clases de familia?
Esa corriente de amabilidad callejera
Escuela para políticos 
¡Esos historiadores...! 
Esperar resignado 
¿Está "excomulgado" o no el Ayuntamiento de Cáceres? 
Esta tarde, romería de San Blas
Estar "al gallo"  
Estar en la actualidad
Estar siempre preparado 
Este no es mi Juan, que me lo han "cambiao"
Estirar el presupuesto
"Esto va fatal" 
"Estoy a correos..."
Estrategias electorales
Europeizar la Administración 
Excavar en Cáceres "El Viejo" 
Explicaciones que no lo son 
Explicando lo inexplicable 
Explicar lo inexplicable    (26-enero-1984 - sobre antipatías atávicas)
Explicar lo inexplicable    (19-enero-1985 - Disciplina de partido)
Extremadura, adelantada de la técnica
Extremadura, adelantada en el teléfono 
Extremadura ante el V Centenario  
"Fabricar" la noticia
Falta de coordinación
Falta de imaginación en las fiestas
Felipe y su popularidad
Félix y sus series
Ferias, con perdón del respetable 
"Footing" municipal 
Frases hechas
Frases y lugares olvidados
Fútbol y toros 
Galería de viejos cazadores
Gentes de buen conformar 
Geografía e historia callejera 
Gracias por la gestión
Gramática parda
"Grandes rebajas de impuestos" 
"¡Gregorio, que te lo digo...!" 
Guardias y presuntos
Ha muerto "Enrique el Cojo"
Hablando claro de autonomía
Hablando de caza
Hablando de viejos 
Hablar con datos históricos
Hablemos de las tortas
Hacer algo, pero pronto
Hacerse el sueco
Hágase el milagro...     (22-abril-1983, aparcamiento subterráneo en Plaza Mayor)
Hágase el milagro...     (02-agosto-1986, Cáceres Patrimonio de la Humanidad)
Hasta "El Nano" se equivoca 
Hasta los animales tienen su "ONU"
Hay que dar el primer paso
Hay que formar "capitanes"
Hay que leer, aunque sea el "TBO" 
Hay que mojarse...
¡Hay que ver las tonterías que sueña uno! 
¿He "pecado" bañándome en Hervás? 
"Hermanos Berzosa", una nominación ajustada
Historia de la cabalgata de Reyes
Historia de la Cofradía de los Ramos
Historia para cazadores 
Homenaje póstumo a Paco Guerrero
Homenajear la historia
Hoy, a los "Mártires" 
Hoy cumple 20 años la Estación Nueva 
Hoy, Día Mundial del Medio Ambiente 
Hoy, romería de Los Mártires
Hoy, salida de veda 
Idiomas para andar por casa 
Igual que don Juan de Robles
Ilusionar a la juventud
Imponer la educación
¿Imposición o condicionante? 
Información sobre Almaraz  
Inoperancia monumental
Interpretación extremeña de los sueños
Interrogantes ante las estatuas 
Interrogantes sobre el pasado cacereño
Ir para atrás
Isabel de Moctezuma, "La novia de Extremadura" 
J.R. no ha muerto
J.R. y su influencia televisiva
Jaulas sin pájaro dentro
Jerga de emigrantes 
Jesús, "el de los menudillos" 
Joaquín Terio y "Los Mártires"
Juan Cano, uno de los cacereños que hizo México
Justificaciones y sequía
La aldea de Beth-lehem
La atracción de los brujos  
La autonomía "gorotuné"
La aventura a las puertas de casa  
La aventura de "El tío Capitán"
La aviación y nuestra ciudad 
La bandera
La Berrocala y su promotora
La bestialidad de Televisión Española 
La bici de Pedro Cañada
La burocracia desilusionante
La calabaza de Paniagua 
La calle de Camberos
La calle de Sancti Spíritus
La calle del horno 
La calle Moret, antes de las Cortes
La callejina de la cárcel 
La calma turbada 
La canción de la gasolina, de "Moros y Cristianos"
La cara y el espejo
La Casa de los Pitos
"La Casa de Quirós"  
La "Casa de los Trucos"
La Casa de Socorro y sus traslados 
La caza "al telefoneo"
La caza de ayer y hoy 
La caza de conejos con butano 
La caza no es una afición
La caza y la ecología
La caza y su mundillo
La "ciculá" del "jefe" 
La ciudad de cartón
La Ciudad de los Administradores
La ciudad de los perros
La ciudad del etcétera 
La Ciudad Deportiva surgió de chiripa
La ciudad en sus carteles 
"La clave" y mi buen amigo Antonio
La colmena de San Francisco
La comodidad que nos mata 
La confidencia del alcalde  
La Constitución y su día
La cosa no vino sola 
La cremallera
La cuarta verdad del barquero
La cuerda y su parte floja  
La culpabilidad de Canalejo
La cura vacacional
La de Santa Lucía y otras ermitas cacereñas
La decena cultural y Cáceres del pasado  
La defensa del consumidor
La del "Burgaño", una historia no narrada
La democracia y Penélope
La demolición del Arco del Socorro
La desaparecida procesión del Descendimiento
La destrozarán antes de acabarla 
La "deuda" de Mariano Mariño
La dictadura de los inmaduros  
La difícil democracia
La difícil gestión municipal
La difícil prueba
La dificultad de "hacer cumplir los reglamentos"
La "Disneylandia" que se nos avecina
La dolorosa ausencia de un deportista
La eficacia, el sillón y "las perras" 
La emigración, dolor de Extremadura
La "Encamisá" y la Reconquista
La energía más limpia 
La entrada principal de Cáceres  
La envidia de nuestro vecindario
La época de la censura 
La época del navajeo
La era de las máquinas cerebrales
La ermita de las Candelas
La errónea guía municipal 
La "escama" de los desmentidos
La escoba 
La escuela de saltos y el foso "salvapeatones"
La España del bla, bla, bla... 
La evolución del mundo sonoro
La evolución urbanística de Cáceres
La expectación de la "larga noche"  
La fábrica de microordenadores
La falta de coordinación  (29-marzo-1985 sobre Semana Santa)
La falta de coordinación  (07-agosto-1985 sobre Festivales de Mérida)
La falta de vigilancia
La fe del consumidor
La fe y las obras
La felicitación de los Pepes 
La feria de San Fernando
La feria ha muerto...
La Fiesta del Árbol 
La flamenquería de Veiga  
La frontera de "nuestros hermanos"
La "Galería de la Victoria"
La gallina astrológica
La gasolina y el "caso Abundio"
La gasolina y su precio
La geriatría y Ana Aslam 
La gracia de los viejos rateros  
La guerra de los espárragos
La habilidad profesional
La historia de nuestra Plaza Mayor
La historia de Puebla de Naciados
La historia de "Los Grecos" de Talavera la Vieja  
La historia de nuestro coso
La historia del cementerio  
La historia del "Gran Teatro"
La historia del pluriempleo
La historia, maestra de la vida  
La historia no se puede tergiversar
La hora del gesto
La ilusión, en calzoncillo
La imagen y el espejo
La inauguración de curso y el despiste del director general
La interpretación histórica de nuestro folklore
La investidura y el sueño de los sabios
La Isla, una familia singular
La jaula de los monos  
La jaula de los tiburones
"La Juana", de Mediero 
La jubilación de "Ceres" 
La lección de Isabel la Católica… por si vale  
La leche y sus problemas
La Legión del Flix  
La "ley" de los gitanos
La ley del embudo
La leyenda de la mora cacereña  
La leyenda obsoleta
La "Liga de Fumadores Anónimos"  
La luz del Gran Teatro
La luz y el celemín
La lluvia y la cadena
La lluvia y las ferias de Cáceres
"La mafia" gitana
La mala suerte de Luis Alviz
La manifestación está servida
La marcha verde
La "Masa Coral Cacereña" 
La medida del ICONA y la asamblea de las especies
La mendicidad y su vieja picaresca
La moviola municipal
La muerte de don Juan de Austria 
La muerte del Rey Fernando, en Madrigalejo
La muestra y el llavero 
La multinacional de las ideas  
La nación del etcétera
La Navidad y la sociedad de consumo 
La Navidad y los precios
La noche maga de San Silvestre
La Nochebuena salió, que es lo importante
La nueva guerra de la independencia
La obsesión del presidente 
La oficiosidad de los "pichichis" 
La ordenanza de los pájaros
La originalidad de "La Casa de los Picos"
La ornamentación ciudadana
La otra historia de las matanzas 
La paga del domingo
La paja en el ojo ajeno 
La parábola de las moscas  
La pareja que perdió la alegría
La Patrona con horario comercial
La Patrona y la política 
La pelota sigue en el tejado
La pequeña gestión también cuenta 
La "pertinaz" otra vez
La picaresca de las máquinas
La picaresca de los cotos de caza
La poca elasticidad
La primavera taurina
La primera operación de cesárea
La primera película cacereña  
La primera televisión que se vió en Cáceres
La primera y última novela de un escritor 
La protesta de CERES
La próxima "guerra de carteles" 
La prueba de fuego     (junio de 1983)
La prueba de fuego     (septiembre de 1984
La publicidad, fenómeno de nuestro tiempo
La publicidad tóxica
La puerta sigue cerrada 
"La ratita presumida" y los millones del canon
La refranología cacereña
La Renfe y el "chalaneo"
La rentabilidad de la Renfe
La rentabilidad política  
La revista cacereña "Cristal"
La riada de Valencia de 1957
La "rueda de prensa" de mi amigo Pepe
La sabiduría del pueblo
La sala de banderas
La "sala de banderas" municipal 
La sartén y su mango
La saturación  
La seriedad de la Renfe
La sinceridad de Campón
La soga en casa del ahorcado  
La solución comienza con la plaza
La solución mañana...
La solución, mañana 
La teoría, la práctica y lo práctico
La teoría y la práctica 
La tertulia del verano
La tertulia literaria "Alcántara"  
La tormenta del domingo
La Torre de Espadero 
La tradición extremeña de los "Lobushomes" y "Rabisomes"  
La tranquilidad de lo bien hecho
La última estatua de Comendador
La última "Marimanta" cacereña
La urbanización de los polígonos
La utilidad del viejo ferrocarril de Guadalupe
La V Feria del Libro  
La venida de los Magos
La ventana y el balcón  
La verdadera tradición foral de San Jorge
La vida cacereña de Cervantes 
La vieja "Galería de la Victoria" 
La viga en el propio
La visita a Gibraltar
La visita gratuita a nuestros museos
La vista de don Manuel 
La vuelta a lo tradicional
La vuelta del pueblo a sus tradiciones 
Las 71 pesetas de don Roberto 
Las actas de la corrida
Las actuales "cuentas del Gran Capitán"
"Las Anejas" cumplen 50 años
Las animadoras 
Las antiguas casas de postas
Las antiguas puertas de nuestra ciudad 
Las apreturas del señor Ordóñez  
Las averías de Telefónica
Las "bandoleras"
Las barcas de Alconétar
Las barriadas y su historia 
Las brevas y las vides
Las buenas palabras
Las "cabañuelas" humanas
Las calles Grajas y Solanas 
Las comidas de Semana Santa  
La Constitución y su aniversario
Las construcciones ilegales
Las cosas quedan, los hombres pasan
Las cruces de mayo cacereñas
Las cuatro estaciones
Las desatenciones de la Administración
Las devociones cacereñas
Las dichosas estadísticas
Las diferencias de imagen de las Guadalupes 
Las dos "puntas"  
Las empresas públicas
Las entendederas de un presidente 
Las estatuas cacereñas de Pérez Comendador
Las Eulalias de Mérida y Barcelona
Las fábricas cacereñas de 1828
Las fábricas de corcho
Las felicitaciones  
Las ferias y sus festejos
Las fiestas del corcho 
Las fuentes de las que bebió Cáceres  
Las "guerras" de notas
Las importantes pequeñas cosas
Las imprecisiones americanas 
Las imprevisiones
Las imprevisiones municipales
Las indudables fuerzas ocultas
Las inútiles guías telefónicas 
Las jornadas y la falta de tacto
Las lecciones de los gitanos
Las "leyes" sobran para quien no las cumple 
Las listas del censo
Las lluvias y la Casa de la Chicuela 
Las máquinas de desfogar
Las Navidades de los humildes gitanos del "Carrucho"
Las obras con "bula"
Lo oportuno y lo inoportuno 
Las orejeras de los políticos 
Las oscuras razones administrativas 
Las patronas y patrones de Cáceres
Las pequeñas atenciones
Las peras y el olmo
Las primeras piscinas
Las promesas del alcalde
Las promesas y el trigo 
Las razones de don Felipe
Las razones de los demás 
Las razones de Tío Pedro
Las razones del loco
Las reliquias de San Mateo 
Las roscas de alfajor
Las saetas de Teresa
Las "teóricas" de mi sargento
Las tres carreras del Chori
Las tres últimas romerías
Las universidades compartidas 
Las urgencias del "cuartito"
Las "urgencias" municipales 
Las vacas flacas
Las verdades del barquero 
Las vicisitudes de la ermita del Vaquero  
Las viejas entradas a Cáceres
Las viejas minas de fosforita
Las viejas revistas extremeñas 
Las viviendas protegidas y los compromisos que se olvidan  
Le digo a usted...
¿Le estamos dando para atrás a la manivela?
Leer más
Llenar de pasos el camino  
Lo atrevido de la ignorancia
Lo de la "Callejina" 
Lo de la cofradía debe tener "bula"
Lo de la gasolina, una moratoria
Lo dijo el "indio" Fernández
Lo entretenido de los plenos
Lo externo y lo interno
Lo extremeño, sin límites 
Lo importante es el atractivo
Lo intentaré de nuevo
Lo pasado, pasado
Lo peor fue poner el grifo 
Lo peyorativo de algunos nombres 
Lo providencial de la gesta americana
Lo que dice la gente 
Lo que no debe gustarle a San Isidro
Lo que se nos avecina
Lo que va de ayer a hoy  
Lo regional en la romería
Lo taurino en nuestras ferias
Lorenza "La Gata"
Los accesos a la estación
Los aciertos de "El Caldero" 
Los anfitriones son los cronistas
Los antiguos carnavales
Los antiguos lutos 
Los antiguos oficios gremiales  
Los antiguos "pozos de la nieve"
Los años del wolfran     (febrero de 1984)
Los años del wolfran     (mayo de 1985)
Los árboles de la pimienta 
Los árboles mágicos
Los árboles y la estatua 
Los bandos obsoletos
"Los borrachos de Cuacos" 
Los buscadores de tesoros ocultos
Los cacereños y las uvas
Los calés y sus leyes
Los campistas y Guadalupe 
Los caprichos de las rúbricas
Los cazadores, agradecidos a la guardia civil 
Los cazadores y el pretendido examen
Los cazadores y la prórroga de la paloma  
Los cazadores y su mundo
Los cines de verano cacereños
Los coches inflables y el problema del tráfico  
Los concejales a "nitritazo" puro
Los concejales de recambio y el precalentamiento
Los consumidores también tienen voz
Los cuarteles de Cáceres
Los cuervos de la carretera     (06-noviembre-1983)
Los cuervos de la carretera     (28-octubre-1984)  
Los derechos del peatón
Los "descargadores" del nerviosismo público
Los "descuelgarretratros" 
Los destroza-cruceros
Los dineros del "canon" dan calambre 
Los dos "gordos" de Navidad
Los duros antiguos
Los "egipcios" ceclavineros
Los "empujadores" de todos los tiempos 
Los epitafios de "El Gazpacho"
Los escudos
Los espectáculos y la plaza
Los estampillados  
Los estrictos principios democráticos
"Los febreros" 
Los frágiles ciclistas
Los "franco-tiradores" infantiles 
Los Fratres de Cáceres 
Los giles y el piojo del rey 
Los "gorgoritos" como antídoto
Los "hinchados" del año del hambre
Los "hombres barómetro" 
Los hombres de corcho
Los "hombres pararrayos"
Los "honores" municipales 
Los "huesos de las perdices" y las narices propias
Los "ideales" para el estanco
Los jardines portugueses de Cáceres
Los "libros de tesoros"  
Los libros y la feria
Los Lucenqui extremeños 
Los "maradonas" políticos
"Los maridos también lloran"
Los mascarones de proa
Los mendigos de la CEE 
Los "misterios" del veraneo 
Los mítines y su vestimenta
Los morosos y su lista
Los niños mendigos
Los nuevo "come cocos" 
Los nuevo "pisaverdes"
Los nuevos "Lucrecios Borgios"
Los números y el paso del tiempo
Los otros teatros cacereños
Los ovnis y el Congreso
Los padrinos que nos faltan
Los palacios y las casas
Los pantalones "Franco"
Los papeles cambiados
Los pequeños abandonos
Los pequeños "misterios"
Los "Petit" cacereños 
Los pétreos carteles y su simbolismo 
Los pioneros de la Universidad 
Los plenos, paso de comedia 
Los plenos y la megafonía municipal 
Los primeros heladeros cacereños
Los primeros parques de atracciones
Los problemas de la nueva estación
Los promotores de nuestras barriadas 
Los propietarios "cuneros" 
Los proyectos y las realizaciones
Los "Reagan" cacereños 
Los restos de don Fernando
Los ricos también sudan 
Los santos cacereños
Los "santos" de nuestras puertas 
Los seis Cáceres del mundo 
Los seminarios de nuestra diócesis
Los simbolismos
Los timos industriales
Los toros de hace 138 años 
Los victorinos y el "toro burraco"
Los viejos cafés cacereños 
Los viejos lugares de baño de los cacereños
Los viejos pregones cacereños
Lucas, su casco y su corneta
Luz y taquígrafos
Machuca, a Ávila  
Magdalena Leroux se nos quedó en Hervás
Manolo Villarroel
Mantener la vinculación 
Manuel Bermejo, por las alturas  
Martes, 13 y con partido
Martes y trece
Más fiesta que feria
Más que rateros "chapuzas"
Más sobre el pinar de Cabezarrubia
Más sobre la historia de San Francisco 
Más sobre la trashumancia
Más sobre los permisos de caza
Más vale hermano, en mano...
Meditación para un centenario
Mantener la tradición
Matizaciones a un ahijamiento   
Me uno a la campaña
Meditación tras la fiesta
Meditaciones carnavaleras
Meditaciones "chaqueteras"  
Mendigos de importación
Merecer el título
Mi carta a los Reyes Magos
Mi deformación filibustera 
Mi "hija", la acacia de Perejil
Mi vuelta a Turulandia
Mieles o hieles
Mirar el diccionario
Misterios de la historia de Cáceres
Modificar el sistema
Mojados pero contentos 
Monaguillo, pillo
Montar el "pitote" 
Montserrat y la Montaña 
Monumentos y estatuas cacereñas
Morir de amor
Mudos, ciegos y sordos 
Multas y retiradas de carnet 
Múñez y su exposición 
Murió el último zahorí cacereño
Nacionalizar y trasvasar recursos
Nada nuevo bajo el sol   (enero 1981 - sobre los modismos en el habla)
Nada nuevo bajo el sol   (agosto 1982 - sobre la atracción por lo oculto)
Nada nuevo bajo el sol   (noviembre 1983 - sobre recuerdos y manipulación) 
Nada nuevo bajo el sol    (marzo 1985 - sobre la juventud)
Ni conquistadores ni conquistados
Ni están todos los que son...
Ni izquierda ni derecha
Ni monos ni caballos 
Ni un lujo ni un capricho 
"No creo en las brujas... pero haberlas, hailas" 
No era inocentada
No escribo a los Reyes Magos 
No hay brujas, pero...
No hay enemigo pequeño    (20-febrero-1986, sobre topos y jardines)
No hay enemigo pequeño    (6-mayo-1986, sobre la burocracia)
No importa tanto el dinero como la experiencia
No me toquen los gallos
No olvidar lo nuestro
No paso a creerlo
"No sacarla sin razón..." 
No siempre las cosas fueron igual
No solo prometer
No tenemos nada contra los "perdigoneros"
Nominaciones de la guerra civil 
Nos estamos cargando el turismo
Nos están envenenando
Nos la tragaremos de nuevo 
Nos la van a traer los Reyes
Nos largarán la escoba
Nos querrán tomar el pelo 
Nuestra antigüedad en olvidos ferroviarios
Nuestra canija selección
Nuestra Corporación y sus reuniones
Nuestra cultura es de aluvión  
Nuestra falta de memoria
Nuestra "generación bocadillo"
Nuestra manca ley
Nuestra "plantilla" de delincuentes
Nuestra Plaza Mayor
Nuestra vocación de colistas 
Nuestras fuentes y otras cosas
Nuestras futuras guardias 
Nuestras piscinas
Nuestras romerías y los carnavales
Nuestras "torres bermejas"
Nuestras viejas cárceles  
Nuestras viejas fuentes
Nuestro alcalde y su oratoria
Nuestro Ayuntamiento tiene 117 años 
Nuestro cura Marcelo y "300 millones"
Nuestro entrañable "Nano" y sus "procesiones"
Nuestro fondo supersticioso
Nuestro habla
Nuestro olvidado paisano Gil Cordero
Nuestro saqueado archivo municipal
Nuestro urbanismo tradicional
Nuestros archivos 
Nuestros entretenidos seriales políticos  
Nuestros escasos monumentos
Nuestros gobernantes
Nuestros juegos infantiles
Nuestros numerosos abastecimientos de agua 
Nuestros pozos de petróleo
Nuestros proverbios populares 
Nuestros romances de Navidad
Nuestros símbolos 
Nuestros viejos políticos
Nuestros viejos y nuevos cines 
Nueva guía telefónica, con una bonita portada 
Obras son amores...    (05.octubre-1984 — Ferrocarril)
Obras son amores     (29-noviembre-1984 — Obras públicas) 
Ojalá me equivoque    (01-abril-1982 Televisión)
Ojalá me equivoque    (18-julio-1984 Eurohard)
Ojo al mercadillo franco
¡Ojo con la grúa, que no trabaja gratis!
¡Ojo con las novelas del oeste!
¡Ojo con los alienígenas!
Olvidarse de lo principal
Olvidos administrativos
Oposiciones con psicoquinesis
Optimismo a ultranza
Optimistas y pesimistas
Otra vez el cepo
Otra vez el cometa Halley 
Otra vez el "seiscientos" 
Otra vez los alojamientos
Otro milagro de fray Pedro Ferrer
Ovando el feo 
Paco el triste
Paniagua, iniciador de la devoción de la Virgen de la Montaña 
¿Para cuándo el camping?
¿Para cuándo el "Quosque tandem..."? 
Para nuestra flamante policía femenina
¿Para cuándo las luces?
¿Para qué los informes?
¿Para qué nos sirven? 
Paralelismo propagandístico 
Partidos y partidillos
Pasan las "tunas"  
Pasarse de rosca
¿Pasaremos a ser un pueblo estabulado?
Pasión de padre 
"Pastiches" y aditamentos
"Patear" la calle
Pena y alegría por la marcha del Papa  
"Pepe", el mono
Perder la personalidad 
¿Pícaras o pícaros?
Poca formación histórica  
Poderoso caballero...
Políticos "fugatis" 
Poner el cascabel al gato
Poner pegas al futuro  
Poner puertas al campo
Por metros y lomos
¿Por qué calle Cozumel?
Por qué el Ayuntamiento está donde está
Por si era poco...  
Predicar con el ejemplo
Predicar y dar trigo
Preferimos el "ciento volando" 
Pregunta ingenua
Preguntar con precisión 
Preparando el veraneo
Prestigiar a los conquistadores 
"Primun bébere..." 
"Primun vívere..."
Profesores excepcionales 
Promesa ante 1987
Promesas a cuatro años vista 
Promocionar lo nuestro
¿Promocionar o cargarse el turismo? 
Proyectos fallidos
Pruebas de psicofonía 
Publicidad y gestores
Publicidad y papanatismo  
Pueblo poco bullanguero
Pueblos desaparecidos
Que Dios nos asista
¿Qué hacemos con los palacios?
¿Qué le pasa al sheriff? 
Que lo del canon no se quede sólo en música
¡Qué malos son los ricos!
Que me lo expliquen    (junio de 1984)
Que me lo expliquen    (mayo de 1985) 
¡Que no salgan, por favor!
Que no se quede en palabras
Que no se vayan   
Que no sirva sólo de adorno
Que nos dure algo más que las fiestas 
Que nos paguen lo que nos deben
Que nos queden como estábamos
¿Qué nos va vd. a contar de matriculación de automóviles? 
¿Qué pasa en Monfragüe? 
¿Qué pasó con la gasolina sintética?
Que sale el pajarito...
Que usted lo vote bien
¿Quién está interesado en ello?
¿Quién fue Gómez Becerra?
¿Quién fue "La Generala"?
¿Quién quema el monte? 
¿Quién se beneficia?    (14-marzo-1981)
¿Quién se beneficia?    (9-abril-1983)
¿Quién se enriqueció con la neumonía?
¿Quién se ha "cargado" el mercado central?
¿Quién va a imponer seriedad? 
¿Quiénes son los malos?
Quitarse la careta
Quizás la última feria 
"¿Quo vadis...?" 
¿Realidad o electoralismo? 
"Recauchutado" político
Recordando a  Chiribito
Recordando a Pedro Crespo
Recordando a Tomás Pulido
Recordando el huracán del 41
Recordando un viejo chiste  
Renovación de nuestra Plaza de Toros 
Renovar las ferias
Renovarse o ...
Repartir trabajo y responsabilidad
Rescatar la organería
Respondiendo al correo
Resucitar Granadilla
Revisar el idioma
Revisar las partituras 
"Reyes" para nuestros ediles  
Ricos y pobres
Risas y aplausos "teledirigidos"
Saber estar y cumplir 
Salirse por la tangente
Salutación y promesa
San Blas y su romería
San Jorge y "los dragones"
San Jorge y su celebración 
San José y el gremio de carpinteros
San José y los carpinteros
San Juan de los Ovejeros
San Pedro de Alcántara y Pérez Comendador 
San Valentín
Santa Teresa y el calendario
Se acabaron las ancas de rana
Se nos marcha "Polito" 
Se rompió la "jetatura"  
Se trata de una constante
Secuestrar al alcalde
¿Senado o concurso televisivo?
Sentido común 
Señalando y no juzgando
Señor alcalde, "pis"
Ser o no ser oportuno
Serafín y el "cubo Rubik"
Serios pero divertidos
Si lo sé, no entro  
Si lo sé, no vengo
"Sí, sí, corcho..."
Siempre colonizados
Simplemente Javier
Simplemente, Juanito Solano
Sin ánimo de sacar trapos sucios  
Sin ánimo de ofender
Sin escudo ni bandera  
Sin explicación
Sin ninguna gracia
Sistemas efectivos aunque no ortodoxos
Sobre el año que se nos entró por la puerta
Sobre el mercadillo franco
Sobre la Semana judía
Sobre los "grecos" de Talavera la Vieja 
Sobre los nombres de nuestras calles
Solidarios en la diversión 
Solo a título recordatorio
Solo con calificación de "presunto"
Solo nos faltan los indios
Solo somos un número  
Solo una puntualización histórica
Solo un vulgar "navajeo" 
Somos poco santeros 
¿Son rentables o no nuestros políticos?
Sonría
Soñar no cuesta nada 
Sopa de letras
Spain is diferent 
Su excelencia el ordenador
"Supermán" como último recurso
Suprimir y crear 
Tabacalera se preocupa por nuestra salud
También el "café extremeño" lo inventaron en Cataluña
Tejer y destejer
Telefónica nos pone el gorro  
¿Tendremos que llamar a Alfonso IX?
¿Tenemos la culpa de la próxima sequía? 
Tenemos la materia prima
Tener las cosas a punto
Tenía ganas de decirlo 
Tenía razón Pedro Cañada
"Tente mientras inauguro"
Teresa "La Navera"
Tergiversar la historia
¿Tiene alguna relación? 
Tiene razón Cardalliaguet 
Tiene razón Montalbán
Tienen mi coche a su disposición 
Todo un gobernador militar
Todo va muy bien... ¿o no?  
Todos a una
Todos vamos en la misma nave
Tomar en serio los incendios 
Tomar las cosas con humor y filosofía 
Tradición resucitada
Tradiciones desaparecidas
Tragaperras incontroladas 
Trampa y cartón
Transformaciones urbanas
Trastocar unas letras 
Trasvase de conquistadores 
"¡¡Trébol pa los borregos...!!" 
Tres celebracioes conjuntas
Tres pasos hacia adelante
"¡Uf, menos mal que pasó!"
Un acierto de la Junta
Un acierto que no evita otros 
Un aglutinante de nuestro regionalismo  
Un asunto de letras gordas
Un atentado a la convivencia familiar
Un buen cacereño, pero olvidado
Un bulo sobre otro
Un cacereño casi olvidado 
Un cambio a tener en cuenta  
Un cambio de criterios
Un compendio de historias
Un concejal atípico
Un conquistador negativo 
Un "crimen absurdo" contra la ciencia
Un despiste de la Junta  
Un difícil camino a recorrer
Un donativo de treinta pesetas
Un enfoque para los conquistadores
Un error de la Segunda República  
Un fallo del otoño musical
Un gitano con cultura y categoría 
Un homenaje a Fuente Concejo
Un idioma para andar por casa 
Un invento de los romanos
Un justo pataleo
Un libro muy útil y completo 
Un manuscrito de Mario Roso
Un mártir de la Independencia
Un monumento al Calerizo 
Un monumento de Mateo Inurria 
¿Un nuevo juicio salomónico?
Un país de opereta 
Un paseo alrededor de las Murallas  
Un paso atrás en el turismo
Un pleno bucólico 
Un poco de historia
Un poco de seriedad 
Un primer día de caza incómodo
Un propósito para la Navidad
Un pueblo saludable
Un recorrido por los nombres de las calles 
Un recuerdo a "Costillares"
Un recuerdo a "El Radical" y "La Caya"
Un recuerdo a los judíos cacereños 
Un recuerdo al mayordomo de San Blas
Un recuerdo justo 
Un recuerdo para el "Cine Norba" 
Un recuerdo para nuestra primera emisora
Un reto a los historiadores
Un soplo de Maquiavelo
Un susto tras otro
Un telegrama medieval 
Un turismo para salir de la rutina 
Un vaticinio "ibérico y de pata negra" 
Un "vehículo" para cien años mal contados
Un viejo cuento extremeño 
Un viejo ejemplo, digno de imitarse
Un vino que hace "¡pun!" 
Un "week end" pródigo en vestuarios
Una aclaración necesaria
Una aclaración necesaria sobre Peñarredonda
Una agresión al turismo
Una amenaza infantil
Una anécdota de Carlos V, en Yuste
Una anécdota de Maltravieso 
Una anécdota verata  
Una atrocidad arquitectónica
Una batalla perdida 
Una caja de puros tiene la culpa 
Una ciudad especial
Una ciudad que fue siempre campamento
Una contaminación no señalada  
Una cuestión de apreciaciones
Una cuestión de filosofía
Una cuestión de olores
Una cuestión económica  
Una cuestión ortográfica
Una curiosidad sobre Ramón y Cajal 
Una de puentes
Una deuda del Club Deportivo Cacereño
Una disquisición sobre los caracteres
Una endemia cacereña
Una escuela de padres
Una estatua póstuma
Una feria ruidosa
Una feria tercermundista 
Una forma de caza que pasó a la historia 
Una gamberrada medieval  
Una gestión tipo Morán
Una historia antigua que puede actualizarse
Una historia cacereña "tercermundista"
Una historia color de rosa 
Una historia de estatuas 
Una lanza a favor de las tabernas
Una lección para los vascos
Una leyenda de Torremocha 
Una meditación sobre lo taurino
Una nación de hipertensos 
Una noche de zozobra e indignación
Una nota discordante que no estropeó el concierto
Una novedad religiosa
¿Una nueva plaza de toros?
Una ocasión única 
Una parada de borrico manchego
Una película del oeste
Una petición traspapelada 
Una política de "soplagaitas" 
Una precisión histórica (sobre el retablo de Santa María)
Una precisión histórica (sobre el Seminario de Galarza o Cuartel Viejo
Una promoción que puede ser negativa
Una "reconversión" voluntaria
Un recuerdo a "Kamamuri"
Una saeta de Miguel "El Gacho"
Una sarta de cabezonadas
Una simple charla de bar  
Una simple precisión histórica
Una sociedad "pasota" que se encoge de hombros  
Una soledad sola
Una solución injusta
Una sospecha
Una sugerencia sobre "El día de Extremadura" 
Una tasa ilegal
Una tradición de cinco siglos
Una tradición de más de siete siglos 
Una verdadera "blasfemia heráldica" 
Unos por otros y la casa a oscuras
Urgencias electoralistas
Vacas sí, nucleares no
Valedores celestiales
Valvanera y los riojanos cacereños
Vamos a contar un cuento
Vamos a elegir al 191 alcalde cacereño 
Vamos a echarlo hoy por la cultura
Vamos a seguir charlando
Vamos con la cuesta  
Vamos con la historia
Van a cobrarnos hasta los nitritos
¡Vaya con Dios el monopolio!
¡Vaya Navidades que se nos avecinan!
Ver Cáceres con otros ojos
Ver las cosas con ojos nuevos 
Veraneos de antes y de ahora
Viejas profesiones que no han perdido vigencia
Viejos ciclistas cacereños
"Volaré, oh, oh..."  
¿Volvemos a los antiguos tiempos?
Volvemos al "western"
Volver a empezar
Volver a ilusionar la calle 
Volver a las raíces
Volver a los años veinte
Volviendo al callejero 
Vuelve el "loco de la bomba"
Vuelta a la cal
Vuelta a una tradición olvidada 
Vuelta al matriarcado  
Vuelta de vacaciones
Y a propósito de la cena de Nochevieja
Y a propósito de lengua 
Y hablando de atavismos... 
Y, hablando de caza...
¿Y la electrificación, para cuándo?
¿Y qué es lo que gana el pueblo?
¿Y qué me dicen de los educandos? 
Y va de aparcamientos
... Y va de pendones 
Ya nos lo dirán de balde 
Yo, de momento, no me lo creo...
Yo no acabo de entenderlo
Yo no lo entiendo 


No hay comentarios:

Publicar un comentario