jueves, 10 de agosto de 2017

Agua reconstituyente


Como ustedes saben, y si no lo saben se lo decimos nosotros, se vienen haciendo análisis frecuentes al agua potable de nuestro abastecimiento en distintos puntos de la red. No es porque el agua no sea “bebible”, sino para ver cómo está en cada punto y, según los resultados, proceder a su depuración. Es si se quiere una práctica precautoria, hasta que nos arreglen de una vez las depuradoras que al parecer necesitan de un repaso.
De estos análisis suele informar el alcalde, que ayer nos daba los datos de los últimos análisis, uno hecho el día 6 y otro hecho el día 13.
En el análisis del día 6 no se apreciaban nitritos en ningún punto de la red, pero el día 13 —no sabemos si por aquello del “mal fario”— se apreciaron leves presencias de estos nitritos que tan nerviosos pusieron en tiempos pasados a algunos de nuestros concejales, pero la presencia era poco alarmante, algo así como 0,005 en Pinilla, las Minas, avenida de Guadalupe y san Francisco, lo que no pasa de ser una presencia tolerable que no debe alarmar a nadie. Lo que sí se apreció en ese análisis es la presencia de hierro, y no es que saliera ningún tornillo por los grifos, sino que sales de este tipo se apreciaron en la Plaza Mayor, en proporción de 0,15 y hasta 0,25 en algún otro punto, cosa que suele dar un color cárdeno al agua pero que, por otro lado, no es malo para la salud, según dicen los entendidos, aunque lo sea para la colada, ya que a cuenta de ese hierro algunas piezas salen oxidadas de las lavadoras. Pero en cuanto a la salud no hay que alarmarse, ya que las lentejas también tienen hierro y se comen, y hasta recordamos que en tiempos pasados a los chavales inapetentes se les solía llevar a beber agua del pozo de “La Pavillita” porque decían que contenía hierro y daba unas grandes ganas de comer. Conste que esto último se lo decimos en privado y sin desear que trascienda, porque si el Servicio de Aguas se entera que está proporcionándonos en nuestras casas no sólo agua, sino agua – reconstituyente como la antigua “ferroquina”, son hasta capaces de subirnos el precio… y ya se anda en ello, con que “chitón en boca” y a consumir agua.
Diario HOY, 16 de abril de 1982

No hay comentarios:

Publicar un comentario