sábado, 12 de agosto de 2017

El neo-colonialismo inglés


Por ser tema que también está en la calle de Cáceres tenemos que echar nuestro “cuarto a espadas” en lo internacional. Dicho esto, diremos que a mi modo de ver, Norteamérica, los Estados Unidos, se han equivocado de medio a medio en la política que vienen siguiendo en el caso de las Malvinas.
Según decía mi buen amigo Belvedere, en la tertulia: “Como se puede sospechar en este conflicto entre Argentina e Inglaterra, los Estados Unidos se han inclinado más a favor de los ingleses, si es que hacemos caso a la acusación de que venían sirviendo, bajo cuerda —esta cosas siempre se hacen así— la posición de la flota argentina a los ingleses, mientras que los rusos hacían lo mismo con Argentina.”
Dos debilidades han tenido siempre los gobiernos de Norteamérica: una los judíos y otra los ingleses. a ambos han defendido siempre a capa y espada y, prueba de ello es que la entrada de Estados Unidos en las dos últimas guerras europeas fue siempre en defensa de los intereses ingleses; lo que no quita para que en las Islas los miren por encima del hombro y hasta hagan el chiste de que el norteamericano es hombre que comprende el inglés, pero no lo habla, haciendo alusión al sonido de pato con que pronuncian la lengua de Shakespeare.
Pero en fin, volviendo a nuestro asunto, a Inglaterra le ha entrado el afán imperialista y, dolida porque le arrebataron lo que ella arrebató sin miramientos y por la ley del más fuerte: las Malvinas. Creyéndose todavía en la época imperial victoriana, montan todo este tinglado intentando recuperar por la fuerza lo que por la razón deberían haber devuelto. Toman las Georgias y siguen en “la reconquista imperial de sus antiguas colonias”. Y Norteamérica sin enterare de que si les sale bien la aventura los pueden reclamar como antiguas colonias que fueron del imperio inglés y, si pudieran, hasta tomarlos por la fuerza… Y en cuanto a nuestro pleito de Gibraltar, por lo pasado en las Malvinas, ya podemos hacernos a la idea de que —o se lo quitamos— o nos vamos a tirar otros doscientos años de conversaciones antes de que nos lo den por las buenas, porque, estos ingleses son “unos paliza”, que diría un pasota.
Diario HOY, 30 de abril de 1982

No hay comentarios:

Publicar un comentario