miércoles, 9 de agosto de 2017

El significado del nombre de Cáceres


Yo no sé si a nivel popular los cacereños conocen lo que significa el nombre de nuestra ciudad: Cáceres; porque ha habido de antiguo mucha fantasía sobre la derivación de su origen, haciéndolo venir de la palabra “alcázares” que, por más bonita y acomodaticia, es la que más arraigo popular tuvo desde el siglo XVIII y la que todavía se sigue utilizando en muchos folletos y guías de divulgación turística que resultan ya viejos y trasnochados, puesto que la moderna investigación le supone otro origen, más lógico y real, que todos debemos ir conociendo, al menos, por ajustarse más a la verdad histórica.
El origen de nuestra ciudad, y su propio nombre, es militar y estamos seguros que a los que componen hoy nuestro CIR o Campamento de Santa Ana les agradará conocer que el nombre de Cáceres no significa más que eso: “Campamento”, porque de él deriva la palabra “Cáceres”, tras de sufrir las transformaciones  que los pueblos que invadieron nuestro suelo y sus diversas lenguas le fueron incorporando al nombre latino de “campamento”. No tiene que ver el actual Campamento de Santa Ana  con el antiguo nombre de campamento de que deriva la palabra Cáceres, pero hay una identidad de funciones militares que, en cierto modo, se han venido cumpliendo en nuestro suelo a lo largo de los siglos.
El estudio mejor hecho sobre estos orígenes se debe al investigador Carlos Callejo que prácticamente vino a demostrarnos que la identidad era tan sencilla como la del famoso “huevo de Colón”, pero que hasta que él lo indicó nadie lo puso en claro con mayores y mejores argumentos, No vamos a entrar en ellos, pero sí a sintetizar esta “teoría” para que nuestro pueblo lo sepa, aunque sólo sea a grandes rasgos.
El antiguo nombre latino de nuestra ciudad fue: “Castri Caecili”, o sea “Campamento de Cecilio”; los árabes que llegan a ella encuentran que se la llama “Castri”, o sea “Campamento” a secas, pero ellos lo pronuncian; “Cazris”, como prácticamente lo siguen pronunciando, en extremeño cerrado, muchos de nuestros pueblos. Cuando se reconquista la ciudad el “Cazris” se castellaniza en: “Cáceres”… Y eso es todo, que más sencillez no cabe.
Diario HOY, 4 de abril de 1982

No hay comentarios:

Publicar un comentario