miércoles, 9 de agosto de 2017

Nuestras futuras guardias


Yo no sé si en las oposiciones que habrá a guardias municipales femeninos se exigirá que sean buenas y guapas mozas, pero podemos asegurar que si esto no se exige en el programa de oposiciones, lo habrá por añadidura entre las cacereñas que en número de más de sesenta se vienen preparando para ser guardias municipales en Cáceres, dentro de la Academia que fundara nuestro buen amigo don Manuel Moreno, de la que ya hemos hablado más de una vez, porque se da el caso de que este centro de enseñanza trabaja hace años por puro altruismo y sin exigir un duro a nadie.
El jueves mismo pasaron por el segundo programa de Televisión la policía española, dentro del ciclo de Fernando Fernán Gómez, titulada: “Sólo para hombres”, que con cierta gracia recoge los incidentes que a principios de siglo se armaron, porque una mujer solicitó trabajar en el entonces Ministerio de Fomento. De entonces acá, digan lo que digan las feministas, la mujer ha alcanzado lo que pudiéramos llamar “su mayoría de edad social” y ahora no puede extrañarnos que las muchachas cacereñas aspiren a un puesto de guardias municipales y las veamos, dentro de poco, dirigiendo el tráfico de la ciudad.
Se da el caso de que es tanto el interés de las féminas cacereñas  por alcanzar uno de estos puestos, que la propia dirección de la Academia tiene el problema de la falta de espacio para admitir a todas las que quieren opositar a guardias. Se ha llegado a decir, que no es sólo por las plazas convocadas ahora por nuestro Ayuntamiento, sino que muchas de estas chicas se vienen preparando con vistas al cuerpo femenino de la Guardia Civil, de cuya creación se viene hablando como inmediata.
Satisface ver el deseo de nuestras mujeres por trabajar y, como decimos al principio, se trata de un plantel de mozas, guapas y bien plantadas, aunque uno no se atreve a insistir sobre el tema, no sea que le tachen de “machista” y, cuando alcancen su puesto, le lluevan multas a porrillo… por lo que, “punto en boca” y cuidado con los piropos.
Diario HOY, 3 de abril de 1982

No hay comentarios:

Publicar un comentario