sábado, 12 de agosto de 2017

La vieja “Galería de la Victoria”

Lo que realmente festejamos en estas fiestas patronales de San Jorge es la toma de Cáceres por los cristianos. Nuestro “Fuero”, al referirse a esto, dice: “En la era de 1267, en el mes de abril, el día de la fiesta de San Jorge, Nuestro Señor Jesucristo, que nunca menospreció las oraciones del pueblo cristiano, por mano del ilustrísimo y también Gloriosísimo Rey de León y de Galicia, dio Cáceres a los cristianos…”
Lo que no dice el “Fuero” es cómo se tomó Cáceres, pero existe una tradición convertida en leyenda que, poéticamente, cuenta la rendición de la ciudad a las tropas de Alfonso IX de León, que la tenía cercada.
El Rey envió una embajada al jefe moro intimidándole a la rendición y uno de los emisarios, un capitán, vio a la hija del rey o alcaide moro, de la que se enamoró, siendo correspondido. Todas las noches, por una oculta galería, salía la mora a verse con su galán, hasta que un día le entregó las llaves de un pasadizo, por el que entraron una noche los cristianos que tomaron Cáceres.
El moro maldijo a su hija y la convirtió en gallina de oro, y ella sale las noches de San Jorge dando píos lastimeros… Y de ahí parte la leyenda y tradición de la búsqueda de la gallina.
Pero lo que desconocen muchos cacereños es que la galería por la que se tomó Cáceres existe, y fue descubierta —confirmando parte de la leyenda— por el ya fallecido historiador don Miguel Ángel Orti Belmonte, en marzo de 1942. Precisamente este historiador narra en una de sus obras: “… realicé unas excavaciones en el muro Sur del antiguo Alcázar (Museo de las Veletas) y logré encontrar la entrada a la galería. Existía el hueco de una escalera de caracol de bajada y después, en rampa muy pronunciada, se llegaba hasta la calle…” Y agrega: “Cuando se construyó el convento de las Trinitarias, a principio de siglo, quedó al descubierto y hasta originó un accidente a una mujer dicha galería, que sigue hacia la Torre del Gitano, uno de cuyos tramos se ha utilizado para pozo, recogiendo las aguas de lluvia. La entrada de la galería está al pie de esta torre, a la que el pueblo llama “Cueva de la Mora” y hoy está convertida en cuadra y envuelta en una casa moderna”. Yo este tramo lo he visto convertido en carpintería. Pero lo que habría es que enseñar la entrada, que está en “Las Veletas” y junto al Aljibe, que muchos cacereños desconocen.
Diario HOY, 24 de abril de 1982

No hay comentarios:

Publicar un comentario