jueves, 10 de agosto de 2017

Martes, 13 y con partido


Sus más y sus menos ha habido ayer sobre el haber convocado el pleno municipal precisamente el día que se juega y retransmite por televisión, la final de la Copa del Rey entre el Real Madrid y el Gijón, en Valladolid, porque aunque el pleno sea programado para hora y media antes de que comience el partido retransmitido, son tantos los asuntos a tratar en el mismo que, nada más que se “líe la pelota” (nunca mejor empleada la frase) en el pleno, más de un concejal de los que quieren cumplir con las dos fases, la de hombre público y televidente, se va a ver negro para poder estar en ambos sitios, o llegar —cuando menos— a los últimos goles… Es más, alguno hasta había pensado en llevarse al salón de sesiones un televisor portátil, pero como la cosa estaría mal vista, habrá más de uno que se llevará algún pequeño transistor por el que poder seguir las incidencias de “ambas confrontaciones”.
Puede que esto parezca exagerado, pero no lo es tanto si se piensa que más de un concejal “forofo” del fútbol ha exclamado “Pero hombre, ¿a quién se le ha ocurrido convocar un pleno para tal día, aparte —claro es— de que no se ha pensado que es martes y trece y en días así no pueden salir bien las cosas?” Y hasta ha habido alguna gestión en el sentido de que se hiciera en segunda convocatoria, que hubiera sido el día 15, libre ya del partido de marras… ¿Pero quién se expone a las críticas de los grupos de los distintos partidos, aunque todos estén deseando lo mismo? ¿Quién garantiza que el grupo tal o cual —aunque también hubiera aprovechado para ver el partido— no va a echar en cara al otro grupo o al propio alcalde su “forofez futbolística”? En fin, son “servidumbres” de la democracia con las que hay que tragar.
Queda un recurso, que todos esperan aunque no lo confiesen: que se lleven rápidos los 21 asuntos a tratar en el pleno ya que para las ocho y media hora del comienzo del partido, éstos hayan acabado…, o por lo menos que se llegue al segundo tiempo de la confrontación deportiva, meta última a la que se agarran algunos. Ya les diremos qué pasa, porque esto del fútbol es el “veneno” nacional, y esto lo escribimos antes de celebrare el pleno.
Diario HOY, 14 de abril de 1982

No hay comentarios:

Publicar un comentario