martes, 8 de agosto de 2017

Renovación de nuestra Plaza de Toros


Yo no sé si sería rentable ahora el hacer una nueva plaza de toros, ni sé si lo ha sido en capitales, como Badajoz, que se lanzaron a esa aventura porque la afición a la fiesta se está perdiendo y de ello no sabemos a quién echarle la culpa. Hoy día es más fácil hacer un estadio de fútbol que una plaza de toros, porque la afición al fútbol va a más y la de los toros va a menos. Por eso, cuando se habla de que la Diputación va a hacer una nueva Ciudad Deportiva,  hay que creerlo, como hay que creer que un determinado club quiere hacer otro estadio y hay que creer todo o que se relacione con el deporte, sobre todo del balón. Pero lo de los toros es más difícil, porque la afición va a menos. ¿El por qué va a menos la afición? Esa es una pregunta de difícil contestación, porque en ella están implicados tantos factores que no tiene fácil respuesta. Una sencilla y lógica es que partidos de fútbol hay todos los domingos en cada pueblo, y fiestas de toros hay pocas al año, si es que hay alguna.
Todo esto viene a cuento de los deseos que hace años hubo en Cáceres de hacer un nuevo coso taurino. Recordamos a este respecto que siendo diputado provincial nuestro ya fallecido compañero Narciso Puig, propuso al Pleno de la Diputación, y ésta lo aprobó, el hacer una nueva plaza de toros, pero el asunto se traspapeló, como tantos otros proyectos. Más recientes han sido las gestiones del concejal José Blanco, para que el Ayuntamiento se hiciera de las acciones de la actual plaza y renovarla, pero también este asunto quedó en dimes y diretes y la plaza sigue siendo de los “supervivientes” de la Sociedad que la creara, allá por 1846, por aportación de acciones, costando entonces todo el proyecto 237.000 pesetas y siendo el primero que toreó en ella el “Chiclanero”, del que se cantaba aquello de:
“Cuando vino “El Chiclanero”, a reconocer la plaza,
le dijo a su compañero:
esta es la mejor de España”
Ahora no es la mejor de España, aunque sí una de las más viejas, y pensando la actual propiedad que necesita un retoque, al fin se ha decidido a ello, y aunque sea pintura, renovación de las maderas, etc., etc., va a gastar en el empeño más de lo que le costó toda la plaza, ya que el presupuesto es de 800.000 pesetas… A ver si nos la quedan nueva.
Diario HOY, 30 de marzo de 1982

No hay comentarios:

Publicar un comentario